MERMA. BENITO DEL PLIEGO.























65

La desembocadura del trasiego, la noche, la agitación extenuada reprimen su iris. De nuevo aquí, esgrimiendo la tabla a modo de triunfo. La voz de la derrota no se extiende; la voz del soñador: garganta o salida de túnel.





15

Grúas y pelícanos se detienen levantando el aire con sus picos: un crepúsculo de salvación entre los cables. De su resplandor emerge la ciudad en bruma suspendida.





8. 

La misma aspiración cargada de noche. El muelle patrulla la avalancha de sabor en la otra orilla. Nuestra charla es una prenda de algodón blanqueada. Sí. 





5. 

Las palabras se vuelven opacas y toman la apariencia de las cosas: son para ser, con su presencia basta. 






Merma.
Benito del Pliego.
Baile del Sol.





Con tecnología de Blogger.